A pesar de que las lluvias han tardado en llegar, la fauna y flora de nuestro Parque Nacional se resiste a desaparecer y comienza a rebrotar y colonizar de nuevo este hábitat.