La historia de nuestra farmacia se remonta a nuestro abuelo Juan José Arjonilla Colomo, que entre otras profesiones fue mancebo de botica. Su experiencia le llevó a convencer a su hijo Manuel Jesús Arjonilla Ibáñez para que fuera farmacéutico, lo que logró tras enviarle a Granada a estudiar. En la Universidad conoció a Paquita Romero Vázquez, con quien se casaría años después.

Mientras Manuel Jesús acababa la carrera, Paquita abrió su propia farmacia en Alájar , donde desarrolló su labor durante cinco años hasta que se trasladó a Palos de la Frontera para formar una familia.

Dado que Manuel Jesús Arjonilla era inspector farmacéutico titular de Palos, tenía la posibilidad de abrir un 'botiquín turístico' en Mazagón durante los meses de verano. En 1970 se abrió este botiquín que atendía a la población del núcleo costero desde junio hasta septiembre.

A medida que la población de Mazagón iba aumentando, las necesidades de ampliar el servicio se hicieron evidentes, por lo que en 1976 Paquita Romero pone en marcha la primera farmacia abierta durante todo el año en Mazagón.

Juan Manuel Arjonilla Romero, hijo de ambos, se hizo cargo posteriormente de la farmacia de Mazagón, estando al frente de la misma durante 25 años. Su labor al frente de la botica supuso una importante modernización del sistema de trabajo y de la atención al cliente, logrando que la farmacia se convirtiera en todo un referente.



El equipo

Mirtha E. González de Sánchez
cms-img
Farmacéutica
Manuela Rosa Bogado Coronel
cms-img
Auxiliar de Farmacia
José Antonio Camacho Romero
cms-img
Farmacéutico Regente
Pilar Cartes Ponce
cms-img
Auxiliar de Farmacia